El Centro Cultural Rey Abdulaziz, en la ciudad de Dhahran en Arabia Saudí, es una verdadera obra de arte que hace gala de un derroche artístico equilibrado y misterioso por sus excéntricas formas.

king-abdulaziz-centre-for-knowledge-and-culture-by-snohettasqu.jpg

El centro cultural alberga en sus interiores, un museo, una biblioteca, un teatro y cine, además de exponer la actividad económica mas bullante del país, es decir la historia de la extracción de petróleo en Arabia Saudí, que estará completamente lista para ser vista por el publico recién el año 2012.

El Rey Fahd fue el principal financiador de este centro cultural, que tiene dentro además de las salas antes descritas, un lugar para la oración, librería y hasta un centro de investigación. El sitio para orar tiene una capacidad de dos mil personas.
El príncipe intenta acercar la cultura y el Islam a otros países y credos, tratando de eliminar prejuicios que rodean a su país, y mostrar la importante labor que realizan los musulmanes en materias espirituales y culturales.

kabdu-7.jpg

En los cinco continentes del mundo existen de estos centros, todos comparten entre si, algunas características físicas, como el color blanco, la luminosidad y diseño, aunque ninguno es tan magnifico como éste.

Los musulmanes albergan en su corazón sus tierras y creencias, y los principales exponentes de este modo de vida son sus autoridades, quienes se han encargado de hacer largos trabajos de divulgación de su religión, han traducido el Corán cuidadosamente y han organizado escuelas islámicas y universidades que den una esperanza de vida a todos los musulmanes que dan vueltas por el mundo.

El príncipe Abdul Aziz Ibn Fahd es un gran admirador del arte arquitectónico, tanto así que una vez que conoció La Alhambra en España, de inmediato comenzó a pensar en una replica de ella para el palacio de Ryad, demostrando con ese gesto, su sensibilidad artística.

Foto:nopierdasacarlos