La Medina es una ciudad sagrada, el lugar donde se originó y nació el Islam. Alli, en Medina, se congregan los edificios religiosos, obras y monumentos históricos que rememoran épocas de pasión por la fe. Una de estas obras de las que hablo es la Mezquita del Profeta.

medmc_b1.jpg

Esta ciudad es la más visitada por los peregrinos, por lo mismo, en su largo camino se ha levantado como una gran ciudad hotelera, con alternativas de lujo reconocidos por su excelente servicio y elegancia.

Los árabes son muy exigentes en todo lo referente a servicios hoteleros, es por esto que los estándares que encontrarán hasta en el más modesto de los hoteles árabes, será suficiente para dejarlos con una sonrisa de oreja a oreja.

Entre los hoteles céntricos de la Medina tenemos el Madinah Marriot Hotel, Moevenpick Hotel Anwar Al Madinah, y el Moevenpick Hotel Madina. El Marriot cuenta con 150 habitaciones, lo más recomendable son sus comidas tipo buffet, eso es lo que mas me agrada de la cadena. ElMoevenpick Hotel Anwar Al Madinah es bastante más grande, con 1.127 habitaciones y un restaurante de lujo, muy ad hoc con la categoría 5 estrellas de este hotel. Finalmente, el Moevenpick Hotel Madina, es también más pequeño y privado, con algo más de 200 habitaciones, les ofrece lujo en todas sus instalaciones, algunas dispuestas especialmente para el desarrollo de negocios, restaurantes con una vista hermosa y tiendas.

Los árabes tienen una gastronomía exquisita, no se pierdan la posibilidad de probarla toda cuando vayan de visita.

Foto: realtravel