Para conocer un país, no basta con saber de sus lugares y sitios de mayor atractivo turístico, también es de interés y absoluta relevancia conocer la cultura en la cual nos vamos a insertar aunque sea por un breve tiempo, no solo para evitar pasar malos ratos sino porque esa es la gracia de viajar, conocer integralmente un país desde dentro, sus partes bellas como las no tan bellas.

mujer.jpg

Una faceta que es muy famosa de arabia saudí, es la represión que mantiene culturalmente reprimida a las mujeres. Muchas de ellas se han ido liberando del yugo machista y han comenzado a escribir en sus diarios personales por internet en idioma ingles y bajo un seudónimo para no ser descubiertas, aun así, logran desahogarse y dar a conocer al mundo las penurias de su vida.No importa el nombre, lo que importa es la historia.

Es cuando se vieron enfrentadas a conocer la realidad de otros países, que muchas reaccionaron revelándose al sistema que las mantiene como meros objetos, sin libertad ni derecho a opinión siquiera, para pedir un cambio, una revolución que respete sus derechos como personas pensantes.

Es cierto que muchas árabes no cuentan con estudios, porque no se les permite ni estimula para ello, tanto así que ni siquiera pueden salir a las calles solas, sino con un pariente de sexo masculino para protegerlas de las miradas hacia ellas, que por cierto deben ir cubiertas enteramente desde el rostro hasta los pies.

El gobierno árabe poco a poco se ha ido abriendo a las peticiones de los movimientos de mujeres que piden ser tratadas como personas opinantes y pensantes. Lamentablemente un problema cultural tan arraigado requiere muchas reformas que van inclusive desde los hogares, para exigir hacia las mujeres un trato digno.

Foto: mundopoesia