Algunas veces me he preguntado de donde sale esa costumbre de andar con turbantes en Arabia Saudita y entre las respuestas mas sensatas están el simple hecho de proteger la cabeza de los intensos rayos del sol, o quizás para ocultar algo.

tuareg1.jpg

Pero no, los orígenes del turbante se remontan no a los fines prácticos sino a los fines religiosos y de fe islámicos. El turbante es un elemento de fe. Los antiguos árabes lo usaban y se enorgullecían de ello, el no usarlo era un motivo de vergüenza y humillación, además de ser considerado un insulto por sus pares. En fin, un complicado asunto cultural que les marcaba y marca hasta la actualidad el modo de llevar la cabeza bien puesta sobre los hombros a los árabes.

El turbante de todos modos es muy útil para protegerse del viento y arena del desierto, además de los fuertes rayos del sol, así que mí sentido común no me llevaba tan lejos de entender su sentido práctico.

En los actuales países del Golfo Pérsico el turbante ha sido sustituido por la chalina blanca o roja, en Sudán en cambio se lleva todavía un turbante grande y blanco que indica la posición social del que lo lleva. Los judíos también han adoptado en turbante en Arabia Saudí, por la misma asimilación cultural, consideremos que llevan varios siglos conviviendo.

Un asunto preocupante es el tipo de reacción que despierta el turbante en Estados Unidos, como las manifestaciones de odio y rechazo que tienen los norteamericanos hacia la gente que los lleva, simplemente por un prejuicio basado en la autoría de los atentados del 11 de septiembre, englobando como sus autores a todo el pueblo musulmán.

Foto: zunzun