Junto a la Mecca y a la Medina en Arabia Saudita, Jerusalén es un lugar significativo para los que profesan el Islam, ciudad ubicada en las alturas de las áridas montañas de Judea, Jerusalén se divide en dos partes: la parte de ciudad vieja y la de ciudad nueva. Casi todos los árabes habitan en el área de la ciudad vieja, ya que es el lugar donde crearon sus primeros nexos con esta tierra.

ciudadelaytorredavid.jpg


En Jerusalén fue crucificado Jesús
, por ello es un lugar especial para los cristianos, este es el lugar donde encontramos también el Muro de las Lamentaciones y el manantial de Guijón.

Jerusalén alberga algunos vestigios de antiguas construcciones, como la Ciudad Amurallada de David y el Templo de Salomón, que fue destruido por Nabucodonosor y posteriormente fue reemplazado por otro nuevo.

Durante la Gran Revuelta de los Judíos contra Roma se destruyó Jerusalén nuevamente, excepto el Muro Occidental. Recién por el siglo IV, con el gobierno de Constantino se erigieron nuevas iglesias católicas. Para el periodo musulmán, se levantaron la Mezquita de El Aksa y el Domo de la Roca. Muchos judíos volvieron a Jerusalén después del exilio, construyendo las infaltables sinagogas.

La ciudad vieja de Jerusalén refleja fielmente la arquitectura árabe islámica. En ellas encontramos 43 torres de vigilancia y 11 puertas. Las puertas que actualmente se encuentran abiertas son, la Puerta de Damasco, que es la mas impresionante de todas, por su tamaño y detalles, la Puerta de Jaffa, la Puerta de Sión, la Puerta de Dung, que lleva al Cuartel Judío y al Al Haram Al Sharif, la Puerta Nueva, la Puerta de los Leones y la Puerta Dorada, cerrada y clausurada en 1.600, a la espera que pase por ella el esperado Mesías.

Foto: asiaviaje.com