La gastronomía árabe entremezcla elementos de diversas culturas que coinciden en un idioma común. Entre los ingredientes de la mesa árabe no puede faltar el arroz, los exóticos vestigios de la comida libanesa y magrebí, junto a los sabores de la India y de Irán, dando a la comida esa marca que solo la mezcla con buen gusto puede proveer.

comidaarabe.jpg

Para los sauditas no esta permitido comer carne de cerdo ni tomar alcohol, el Corán lo prohíbe tajantemente prediciendo las penas del infierno a quien no cumpla sus designios. En la cocina árabe no puede faltar el cordero, la menta y el tomillo, el yogurt, la berenjena, la cebolla, la canela y los cítricos, junto a los pescados, en las zonas donde hay.

Entre los platos típicos encontramos el shikamba, la ensalada de verduras y frutas con manzanas, dátiles, mayonesa, yogurt, el kofta, y las cebollas rellenas con carne y arroz.

El halva es el postre típico de los saudís, una masa rellena con dátiles y nueces, entre las bebidas típicas esta el te de pasas, hecho con pasas remojadas.

comidaarabe2.jpg

Entre las costumbres árabes también se encuentra el beber litros y litros de limonada, café árabe y champagne saudí, hecha con frutas y sin una pizca de alcohol.

Tampoco deben faltar en la mesa árabe, las hojas de parra preparadas, los pasteles bañados en almíbar y los tragos fuertes junto a los acompañamientos de hummus, falafel, pan pita, babaganoush, labneh y un delicioso café al estilo árabe para terminar la comida, como sobremesa.

Las gastronomías reflejan no solo lo que es la cultura, sino también el fuerte productivo del país, aunque muchas veces esto no es necesariamente lo que sucede, ya vemos aquí en Chile, no existe una gastronomía son sello propio y ésta no explota sus riquezas naturales como lo es la rica biodiversidad marina, que provee peces de gran calidad reconocidos en los mercados mas exigente, pero bueno, le dan con el choclo y los porotos, que mas da, el acento esta puesto en los huasos, no evoluciona al ritmo de la contemporaneidad que vaya a la altura.

Fotos: bocadorada