Pasando a un tema netamente literario, los árabes no están exentos ni al márgen de grandes creativos y poetas como el apodado Adonis Ali Ahmad Said.

adonis.jpg

Este poeta, nacido en 1930 en Siria, con estudios de Filosofía en la Universidad de Damasco y un doctorado de la Universidad de Beirut, es un convencido de que la poesía es en su esencia más profunda, una tragedia.

Cuando la gente escucha los versos de Adonis se genera un ambiente de verdadera veneración, no por nada él es un eterno candidato al Premio Nobel.

Según ha dicho Adonis en sus entrevistas, la poesía ha sido hecha para ser dicha, escuchada y no solamente leída, esto con el fin de hacer participe de ella al cuerpo, a cada célula del organismo, generando una profunda comunión entre el poeta y sus oyentes. También dice que los occidentales debieran poner al corazón al lado de la razón.

Para Adonis como poeta, la poesía es su medio de expresarse y expresar lo que es. A través de la poesía se generan lazos entre la realidad de su vida y el mundo, ya que la identidad es algo que se crea, porque el hombre se inventa a si mismo a través del lenguaje y las palabras.

Esto del lenguaje me parece muy certero ya que yo también estoy convencida que el lenguaje crea realidades, nosotros hablamos y vamos generando situaciones, abriendo oportunidades o cerrando puertas, según como nos expresemos, en ese sentido, concuerdo plenamente con los pensamientos de este poeta árabe.

Adonis es un seudónimo que le permitió a Alí Ahmad Said Esber salir a la luz como poeta, quizás por la mitología del nombre, que diferenciaba la firma de los poemas, hizo que las mismas poesías que había enviado a tantas editoriales con su verdadero nombre y fueron rechazadas, llegasen a ser aceptadas, publicadas y famosas.

Foto: elpais