En estas semanas los habitantes de Arabia Saudita pudieron realizar una actividad que les resultó muy importante, aunque a la mayoría de nosotros nos puede parecer una cuestión casi cotidiana, fueron a ver una película al cine. Si bien para la mayoría de las personas ir al cine a ver una película es una cuestión de tener tiempo y ganas, para los sauditas era una cuestión imposible, ya que hace unos treinta años todos los cines en el país fueron cerrados por orden del Gobierno y permanecieron de esa manera hasta hace unos días.

exhibicion-de-una-pelicula-despues-de-mas-de-30-anos.jpg

La película que se proyectó fue Menahi, la cual fue vista por muchos sauditas en la ciudad de Riad. Hombres niños y niñas de hasta diez años tuvieron la posibilidad de asistir a un centro cultural creado por el gobierno para los habitantes de la ciudad, pero como es sabido, la cultura saudita es muy machista, por lo que a las mujeres mayores de diez años de edad se les prohibió terminantemente la entrada a la sala de cine.