5.jpg
A diferencia de muchas naciones del Medio Oriente que hace ya varios años que se han volcado a explotar fuertemente al turismo para sustentar una buena parte de su economía, Arabia Saudita había mantenido unas políticas bastante estrictas, ya que si bien esta recibía una gran cantidad de visitantes anualmente, hasta el 93% de los mismos llegaba con el único fin de visitar La Meca.

Si bien los dirigentes de Arabia Saudita han reconocido que para convertir su nación en uno de los destinos turísticos más solicitados de todo el mundo aún falta realizar una gran cantidad de inversiones en infraestructura, publicidad y muchas cuestiones más, ya se ha comenzado, al menos, a implementar nuevas políticas, como una que se está estableciendo hace poco tiempo, la cual promete suavizar mucho los requerimientos para obtener una visa para el ingreso al país.

Con propuestas y acciones como esta es de esperar que no dentro de mucho tiempo, Arabia Saudita se haya convertido en un destino turístico muy importante, no tanto como Dubái u otros cercanos, pero por lo menos un destino accesible y atractivo para muchas personas.

Foto Vía: Viajes Pasión