arabia-saudita.jpg

Las autoridades de Arabia Saudita han emitido a lo largo de este mes del Ramadán una serie de advertencias y consejos de obligado cumplimiento para todas aquellas personas que viajen por el país y que no sean musulmanes. Lógicamente al ser un país donde la mayoría de de sus ciudadanos son musulmanes, ahora en el mes de Ramadán se deben seguir una serie de pautas, de lo contrario van a ser expulsados de forma inmediata.

Uno de los consejos más importantes es que absolutamente nadie puede fumar, beber agua ni ningún otro líquido en público a lo largo del día, mucho menos comer algo durante el día en cualquier ciudad de Arabia Saudita, algo que se debe hacer por mero respeto hacia los musulmanes que no pueden tomar nada a lo largo de todo el día. Tiene sentido para que los ciudadanos musulmanes no se sientan ofendidos, por lo que los turistas simplemente deberán comer dentro de su hotel o donde puedan sin que nadie les pueda ver.

En Arabia Saudita las tradiciones musulmanas son de obligado cumplimiento, incluso para los ciudadanos extranjeros no musulmanes, por lo que es fundamental no beber nada en la calle durante este mes ni comer, para poder así estar a salvo de cualquier castigo que se quiera imponer por parte de las autoridades. Serán los hoteles los lugares donde los turistas puedan comer con tranquilidad ya que ellos no tienen que seguir con el ayuno que siguen los musulmanes durante el mes de Ramadán.

Vía | BBC
Foto | Wikimedia